Delitos Informaticos

Daños informáticos

Delitos informaticos

El delito de daños informáticos se produce cuando una persona ha modificado, borrado o inhabilitado documentos electrónicos ajenos, datos informáticos o programas informáticos sin autorización y de manera grave. El perjuicio patrimonial es evaluable económicamente.

Estos delitos quedan regulados en el Código Penal, a través del artículo 264, que atiende a la integridad e indemnidad de los sistemas informáticos y de las telecomunicaciones. Este artículo castiga dos tipos delictivos, que son los siguientes:

  • Los daños que se producen en el sistema informático al alterar, deteriorar, dañar o borrar datos informáticos y, como consecuencia, se obstaculice el funcionamiento del sistema.
  • El sabotaje informático al introducir o transmitir datos, programas o softwares maliciosos en un sistema informático, así como mensajes de correo electrónico no deseados (conocidos comúnmente como spam), con mala intención.

La jurisprudencia que existe al respecto reconoce que, en ocasiones, el delito de daños se combina con el delito de acceso no consentido y obtención de datos personales. La pena también se agravaría en el caso de que los hechos se hayan cometido usando ilegalmente los datos de otros individuos para acceder al sistema informático.

En el caso de resultar condenado, la pena mínima de prisión puede ir entre los seis meses hasta los tres años. Además, habría que pagar una multa igual o hasta diez veces mayor al coste del daño que hayamos causado. Para las empresas, el artículo 33.7 del Código Penal establece penas como la suspensión de sus actividades, la clausura de sus establecimientos e incluso la disolución de la persona jurídica. Además, la empresa puede ser castigada con la inhabilitación para obtener ayudas públicas y con la prohibición de ejercer sus actividades en el futuro.

Desde nuestro despacho de abogados expertos en daños informaticos, te ofrecemos asesoramiento en cualquier consulta que tengas relacionada con los daños informáticos y otros tipos de delitos informáticos. Si estás siendo investigado y necesitas un abogado de nuevas tecnologías, contacta hoy mismo con nosotros.