En nuestro bufete de Abogados Gómez Rodríguez nos dimos cuenta hace un tiempo que debíamos ampliar nuestras competencias. Cada vez eran más las personas que venían a nosotros buscando soluciones a problemas que habían tenido e internet, por lo que decidimos especializarnos en ello.

Aunque cada vez sabemos más sobre cuál es el funcionamiento de internet, las redes sociales, los comercios electrónicos siempre habrá gente con mas conocimientos que nosotros que puede hacernos caer en algunas trampas. Muchas de las personas que analizan estas situaciones después no entienden como fueron capaces de caer en tal truco, pero si que aprenden a como no car más.

En al artículo de hoy vamos a explicaros a que se enfrenta una persona que hace fraude tarjeta de credito, débito o cheques de viaje. Lo más común es que este tipo de falsificaciones se produzcan a la hora de hacer compras por internet.

La recomendación es hacerlas siempre a través de los sitios oficiales, conocer cuáles son las políticas de privacidad de los datos y de devolución de las compras. Cuando se llevan a cabo estos procesos es importante estar atentos que ocurre cuando vamos a finalizar la compra. Si se van a introducir los datos numéricos de la tarjeta nunca deberían llevarnos a otra página distinta para hacer el pago, si esto ocurriese deberíamos analizar con detenimiento la url de destino y comprobar que pertenece al sitio oficial por donde habíamos estado navegando. El único caso en el que si se te puede enviar a una página diferente es si haces el pago con Paypal, ya que necesitas abrir tu cuenta de correo para que se pueda vincular con la compra.

[elementor-template id=»947″]

El Código Penal tiene regulado este tipo de actuaciones en su artículo 399 bis diciendo:

  • La persona que altere, copie, reproduzca o falsifique tarjeta de crédito, débito o cheques de viaje podrá enfrentarse a cuatro u ocho años de cárcel. Si este tipo de delitos afecta a una generalidad de personas o se comenten perteneciendo a una organización criminal la pena impuesta será de su mitad superior.
  • La pena del apartado anterior también será la misma para las personas que tengan tarjetas de crédito, débito o cheques de viaje que son estén a su nombre.
  • Aquella persona que no intervenga en el proceso de falsificación, pero que a sabiendas de que su falsedad la ha usado, también puede enfrentarse a una pena de dos a cinco años.

Muchas personas se han visto envueltas en este tipo de casos, por ellos nosotros nos hemos especializado para poder ofrecerte la mejor atención posible. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para que podamos ayudarte.